viernes, 8 de octubre de 2010

Colombia : Documento detallado de la operacion mediante la cual se abatio el comandante "Mono Jojoy"....



Uno de los guerrilleros más buscados de Colombia, El Mono Jojoy (jefe militar de las FARC), fue abatido el pasado 22 de septiembre en un bombardeo de la fuerza aérea a su campamento. La acción no fue obra del azar sino resultado de meses de trabajo de inteligencia de militares y policías colombianos. Algunos testigos narran a Proceso los pormenores de la cacería desatada por el presidente Santos.

BOGOTÁ, 6 de octubre (Proceso).- La segunda semana de septiembre de 2007 Víctor Julio Suárez, El Mono Jojoy, jefe militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), escribió un correo electrónico que resultó premonitorio.
En el mensaje enviado a los siete integrantes del secretariado de la guerrilla, El Mono Jojoy se refería a la muerte de Tomás Medina Caracas, Negro Acacio, comandante del Frente 16, en un bombardeo de la Fuerza Aérea colombiana.
Luego de lamentar la desaparición del Negro Acacio, El Mono Jojoy sentenció: “Voy a utilizar el radio solamente para recibir y transmitir mensajes cortos de ahora en adelante, para evitar una matada”.
Se refería a su temor a los ataques de los aviones Super Tucano de fabricación brasileña, adquiridos por Colombia para localizar desde el aire los campamentos guerrilleros en la selva.
El Mono Jojoy no se equivocó: la muerte del Negro Acacio marcó el inicio de una racha de golpes contra varios jefes de las FARC como Édgar Devia, alias Raúl Reyes, y Sixto Cabaña, alias Domingo Biojó, quienes murieron el 1 de marzo de 2008 y el pasado 19 de septiembre en bombardeos aéreos. Por aquellos días también murieron en combates en la selva Milton Sierra, alias JJ y Gustavo Rueda, alias Martín Sombra, jefes de la guerrilla en el norte del país.
Al Mono Jojoy no le faltaban razones para estar preocupado y esperar ataques de las fuerzas armadas colombianas que lo tenían en la mira por su extenso prontuario y por la sangre fría con la que ordenaba ataques contra policías y soldados. Al líder rebelde se le atribuía el invento de las “pescas milagrosas”, es decir, el secuestro como forma de financiamiento.
El jefe militar de las FARC era uno de los colombianos con más procesos judiciales en su contra (105) y tres solicitudes de extradición a Estados Unidos, donde lo acusan de narcotráfico.
Además entre el 7 de agosto –cuando Juan Manuel Santos asumió la Presidencia de Colombia– y el 13 de septiembre de este año, hombres bajo su mando mataron en emboscadas a 30 uniformados y comprometieron la política de seguridad del nuevo gobierno.
Santos parecía estar en jaque por los golpes recibidos y por la oleada de críticas de columnistas y expertos, quienes lo acusaban de bajar la guardia frente a los guerrilleros.
No obstante, a muchos les pareció inapropiado el mensaje que Santos envió a las FARC el 10 de septiembre luego del ataque guerrillero a un puesto de carabineros en San Miguel, en Putumayo, donde murieron ocho uniformados. Ante los ataúdes el jefe de Estado dijo: “Si esa es la bienvenida, van a ver cuál es la respuesta”.
El 23 de septiembre Colombia anunció la muerte de El Mono Jojoy en un bombardeo el día previo. Desde Nueva York –donde asistía a la Asamblea de las Naciones Unidas– Santos declaró: “Esta es la operación de bienvenida a las FARC”.

La cacería

Con base en testimonios de personas que pidieron el anonimato y que participaron en la misión de localizar al Mono Jojoy, Proceso reconstruyó la búsqueda de un hombre que a los 14 años se enlistó en las FARC y dirigió un aparato de guerra que durante décadas intentó tomar el poder.
Aun cuando las fuerzas armadas arreciaron la búsqueda de Jojoy desde febrero de 2002 –cuando el presidente Andrés Pastrana rompió el proceso de paz iniciado en noviembre de 1999– su localización se hizo difícil por la sagacidad con la que el jefe guerrillero se movía y ocultaba.
Desde entonces los militares realizaron decenas de operaciones en las que apenas lograban golpear el último de los cuatro anillos de seguridad del Mono Jojoy. Así ocurrió en mayo pasado cuando militares abatieron a 16 integrantes del frente 43 de las FARC, encargado de garantizar los desplazamientos de Jojoy.
Tras dar a conocer los resultados de la operación, el comandante de las fuerzas militares, Freddy Padilla de León, le envió un mensaje al jefe militar de las FARC: “Quiero hacerle una invitación al Mono Jojoy y a todos sus hombres para que aprovechen la oportunidad que brinda el gobierno de Colombia, en el Plan de Desmovilización, para que salve su vida e, incluso, salve la vida de los hombres que tiene realizando estas actividades criminales”.
El 16 de julio otros 13 farquistas encargados de la protección de Jojoy cayeron en combate en una zona rural del municipio de Mesetas.
Lo que Jojoy nunca supo es que mientras él se escondía en medio de la selva y cerca de 600 hombres lo protegían, la policía había infiltrado a seis suboficiales en el cerrado círculo que lo rodeaba, estimado por los investigadores en 150 efectivos armados.

Inteligencia e infiltración

Este intento de las autoridades por acercarse a Jojoy empezó a dar frutos en marzo de este año, cuando el servicio de inteligencia de la policía confirmó que sus infiltrados ya se habían ganado la confianza de los guerrilleros y encontraron la manera de enviar información sobre los desplazamientos y rutinas del jefe rebelde.
“La estrategia fue la misma que utilizamos en la operación contra Raúl Reyes”, dice a Proceso un coronel de la policía. “Montamos fachadas, identidades nuevas y sobre todo tuvimos mucha paciencia para esperar los datos que nos enviaban”.
Con el paso de las semanas la policía empezó a contrastar la información con los testimonios de al menos 10 guerrilleros que desertaron este año de las filas de Jojoy. A mediados de año los investigadores ya sabían que el guerrillero pasaba varias semanas en el mismo campamento, el número de hombres que lo rodeaban y sus rutinas diarias como, por ejemplo, levantarse todos los días a la una de la mañana a recibir a otros comandantes o a visitantes del exterior, y acostarse a las cuatro para dormir otras tres horas.
La información de los infiltrados incluyó datos sobre el campamento, de 300 metros de extensión, al que le habían construido profundos socavones y túneles para evadir los ataques aéreos.
Supieron también que Jojoy tenía una casa de unos 80 metros cuadrados para él y su compañera; constaba de dos habitaciones y un espacio grande que hacía las veces de sala-comedor. El techo era de paja y las paredes, de madera muy gruesa y resistente.
El primer anillo de seguridad de Jojoy –compuesto por 15 hombres– se alojaba en dos cabañas frente a la vivienda del jefe militar. Otros grupos de reacción se apostaban a 150 y 200 metros de la construcción principal.
Tras elaborar un mapa con base en la información de los infiltrados, los oficiales de la policía concluyeron que Jojoy debía ser atacado en la madrugada, cuando era seguro que estaba atendiendo visitas.
Los golpes recibidos luego de su llegada al poder forzaron a Santos a pedirle a los altos mandos que agilizaran la operación final contra Jojoy. Los infiltrados recibieron el mensaje y precisaron el dato más importante: hasta cuándo estaría en ese campamento el guerrillero.
La respuesta fue que el jefe militar de las FARC se sentía cómodo en ese lugar rodeado de árboles de más de 30 metros de altura, en la ladera de una enorme montaña que los guerrilleros conocían a la perfección. Además sabía que las fuerzas armadas no intentarían un asalto terrestre porque sería detectado a tiempo y descartaba un bombardeo porque las comunicaciones estaban restringidas. Lo que no previeron Jojoy y sus hombres fue a los infiltrados.
La certeza de que se encontraba en un lugar inexpugnable fue la perdición del jefe militar de las FARC. A mediados de septiembre el alto mando de las fuerzas armadas ya tenía la certeza de que su objetivo era alcanzable.
El 17 de septiembre, durante un consejo de seguridad en la base militar de Larandia, en Caquetá, para examinar los recientes ataques rebeldes, Santos recibió la noticia de que Jojoy estaba en el campamento; le presentaron un mapa de la zona donde sólo se veía un espeso tapete verde. “Cuando el director de la policía mostró el mapa no se veía nada”, dice a Proceso uno de los comandantes que asistió a la cumbre en Larandia. “Todo era selva y más selva. Pensé que sería otra operación más, pero los oficiales que elaboraron el mapa nos aseguraron que las coordenadas eran esas y que con seguridad Jojoy estaba allí”.
Tras conocer todos los detalles de la localización de Jojoy Santos dio vía libre a la operación, aunque insistió en que los infiltrados confirmaran que el guerrillero seguía en ese lugar.

El ataque

Al anochecer del 20 de septiembre, antes de partir a Estados Unidos Santos, se reunió en la residencia presidencial con la cúpula castrense encabezada por el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera; tras evaluar los últimos datos dio el visto bueno a la operación, bautizada en ese instante como Sodoma.
Una vez que el jefe de Estado partió a Nueva York los comandantes del Ejército, la Fuerza Aérea, la Armada y la Policía se concentraron en el Comando de Operaciones Especiales en el Ministerio de Defensa y planearon la movilización de las aeronaves y los hombres que serían enterados del desarrollo de una operación “en algún lugar del suroriente del país”. El objetivo final sólo sería conocido por un puñado de altos oficiales, el ministro de Defensa y el Presidente. El secreto era clave para el operativo.
A la 1:45 de la mañana del 22 de septiembre 30 aviones Super Tucano despegaron de diferentes pistas rumbo al sitio de encuentro: el Parque Natural Tinigua. A las 2:04 las aeronaves comenzaron el lanzamiento de 40 bombas de entre 150 y 250 libras que cayeron con precisión sobre el campamento de Jojoy, quien a esa hora dialogaba con algunos subalternos.
Un video grabado desde una de las aeronaves muestra la dimensión del ataque aéreo, que duró dos horas. El objetivo fue totalmente destruido.
A las cinco de la mañana, una vez terminado el bombardeo vino el desembarco de tropas cerca del campamento para verificar los resultados del ataque. De 27 helicópteros del Ejército, la Fuerza Aérea y la Policía descendieron a rapel 100 efectivos de las Fuerzas Especiales del Ejército, 40 de la Infantería de Marina y 80 de los Comandos Jungla, los Comandos de Operaciones Especiales y el Grupo Táctico Antiterrorista de la Policía, que de inmediato se enfrascaron en combates con los hombres de Jojoy que no fueron alcanzados por el ataque aéreo.
Los combates duraron todo el miércoles 22 hasta que las tropas aseguraron el área e hicieron huir a los guerrilleros, quienes intentaron sin éxito recuperar el cuerpo de Jojoy, atrapado bajo un pequeño derrumbe provocado por las explosiones y que le produjo la muerte por asfixia.
A las 7:35 de la mañana del 23 de septiembre el comandante de las fuerzas militares, Édgar Cely, recibió la llamada del general Javier Flórez, comandante de la Fuerza de Tarea Omega –cuerpo de élite creado para perseguir a los jefes de las FARC– quien le dijo desde el campamento de Jojoy que acababan de confirmar que uno de los cuerpos hallados era el del hombre que habían buscado tanto tiempo.
Las FARC recibieron uno de los más duros golpes de su existencia. Ahora las fuerzas armadas vuelven los ojos nuevamente hacia Alfonso Cano, comandante del grupo rebelde desde marzo de 2008.
Éste, como Jojoy, escribió un correo electrónico en el que manifestó su temor por las bombas. Por lo menos así lo deja entrever un comunicado que leyó el pasado 30 de julio –una semana antes de la sucesión presidencial– y en el que invitó al gobierno a abrir espacios de diálogo con la insurgencia.
En la parte final de su intervención dijo: “Hoy estamos, mañana no estamos, pero otros muchachos, otras generaciones, otros integrantes del ejército del pueblo tomarán nuestras posiciones (...)”

La vergonzosa Postura del estado Español: Parte 3: El juez Español mas corrupto y fascista se inmiscuye en el conflicto Armado Colombiano....



Esto es un atentado a la soberania del estado Colombiano:

Eloy Velasco, que fuera responsable técnico de la justicia de la Comunidad Valenciana y recibiera, junto, a otros gerifaltes, al desaparecido comandante de las FARC, Raúl Reyes, en febrero del año 2000, ha pedido a Colombia la información encontrada en las computadoras del comandante Jorge Briceño, "Mono Jojoy", extrañamente incólumes (tras un descomunal bombardeo) como aquella otra de Reyes que sirviera a este juez-, pese a que ni la INTERPOL ha podido desmentir que fuera manipulada por la gente de Uribe- para establecer, por su cuenta y riesgo, la conexión ETA-FARC-Gobierno de Venezuela.

El afán investigador de este magistrado es encomiable. La lógica determina que poseyendo semejante virtud, debería estar predispuesto a indagar los crímenes del franquismo o las denuncias sobre torturas que salen de la ONU, señalando a España como país donde su práctica es cotidiana. Me temo que no caerá esa breva.

Logros anunciados han sido la incautación de varias computadoras milagrosamente intactas después de que 50 aeronaves bombardearan el campamento. En los próximos días nos vamos a reír con ellas"

Nos vamos a reír, seguro. Para empezar, don Eloy solicita datos de unas computadoras rescatadas en perfecto estado a pesar del fósforo blanco que lo abrasa todo, y a pesar de que las autoridades colombianas han dicho que les llevará seis meses examinarlas. O alguien miente, y se han vuelto

La Vergonzosa Postura del estado Español: Parte 2: Maravillosa Respuesta desde Venezuela a la campaña derechista del gobierno español....


En el pasado mes de Marzo, el gobierno español ya, estaba organizando su intervencion en el conflicto armado colombiano mediante la excusa de la suepuesta implicacion del grupo Izquierdista Independentista ETA con Miembros de las FARC y la supuesta Collaboracion entre las dos milicias en entrenamiento y refugio bajo la proteccion de Chavez.
Asi pues basandose en estas suposiciones y falsas acusaciones se emitio este comunicado de parte del estado espa
ñol al estado Venezolano:


Ordenan detención de los 12 presuntos miembros de ETA y FARC residentes en Venezuela y Cuba

La Justicia española ha cursado órdenes internacionales de detención contra varios miembros de ETA y de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), procesados por su supuesta colaboración para atentar en España contra altos cargos colombianos. El juez central de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, ha cursado las órdenes internacionales de detención contra los seis presuntos etarras y los seis miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a los que ha procesado por compartir información sobre el manejo de explosivos e intentar cometer varios asesinatos, entre ellos el del presidente del país suramericano, Álvaro Uribe, y su antecesor Andrés Pastrana, informaron fuentes jurídicas. Las órdenes de busca y captura afectan a los seis supuestos etarras Arturo Cubillas Fontán, José Ignacio Echarte Urbieta, Ignacio Domínguez Achalandabaso, José María Zaldúa Corta, José Angel Urtiaga Martínez y José Miguel Arrugaeta San Emeterio y a los presuntos miembros de las FARC Gustavo Navarro Morales, Victor Ramón Vargas Salazar, Omar Arturo Zabala Padilla, Emiro del Carmen Ropero Suárez, Rodrigo Granda Escobar y Luciano Martín Arango. Estos doce procesados viven en Venezuela y Cuba. A partir de ahora, habrá que esperar a la respuesta de las autoridades venezolanas y cubanas a las órdenes internacionales de detención. En el caso de que los procesados sean detenidos, el juez Velasco solicitaría al Gobierno español que comenzara los trámites para las extradiciones. SUSPENDIDO INTERROGATORIO DE GARCÍA ALBERT El juez también procesó a una integrante de la Comisión Internacional de la guerrilla colombiana, Remedios García Albert, que reside en España y a la que tenía previsto tomarle declaración el próximo día 24. Sin embargo, fuentes jurídicas han asegurado que el magistrado suspenderá este interrogatorio, en espera de que su homólogo Baltasar Garzón responda a su solicitud de información sobre las actuaciones que instruye desde julio desde 2008 contra esta presunta miembro de las FARC. Velasco se inhibiría de la parte de la investigación que afecta a esta procesada y se la cedería a Garzón. Si los dos magistrados estuvieran investigando a García Albert por los mismos hechos, Velasco se inhibiría de la parte de la investigación que afecta a esta procesada y se la cedería a Garzón, aunque mantendría la que instruye contra el resto de los procesados, seis miembros de la organización terrorista ETA y otros seis de las FARC. Entre las razones esgrimidas por Velasco para procesar a García Albert se encuentra la organización, junto al etarra Arturo Cubillas Fontán, de un curso al que acudieron miembros de ETA que fueron acompañados por una persona que vestía un chaleco con el escudo de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) de Venezuela y escoltados por un vehículo militar. Garzón la dejó en libertad bajo fianza de 12.000 euros después de imputarle indiciariamente un delito de integración o colaboración con organización terrorista tras considerar que, “al menos desde 2000″, mantenía “una relación fluida, cercana a la integración” con las FARC a través de Luis Edgar Devia Silva ‘Raúl Reyes’ y otros representantes de la organización terrorista. También aseguraba que García Albert, que fue detenida el 26 de julio de 2008 en San Lorenzo de El Escorial (Madrid) en el marco de la denominada ‘Operación Cali’, estuvo en 2002 y 2006 “en sendos campamentos en los que había menores de edad, incluido alguno con uniforme militar”. El magistrado también daba por probado que García Albert, que contaba con los alias de ‘Soraya’ e ‘Irene’, recibió de manos de ‘Raúl Reyes’ en 2006 la cantidad de 6.000 dólares para que los hiciera llegar a Lucas Gualdron, representante de las FARC en Europa, además de dos millones de pesos (unos 1.000 dólares) para un destinatario no conocido. “En sendos campamentos en los que había menores de edad, incluido alguno con uniforme militar”. Velasco procesó el pasado día 1 a seis presuntos miembros de ETA y a siete de las FARC tras apuntar indicios de una presunto nexo entre el Gobierno de Venezuela y los dos grupos terroristas.
El Ejecutivo español ha enviado a los gobiernos de Cuba y de Venezuela sendas copias del auto de procesamiento del juez por sus sospechas de que los interlocutores que ETA tenía con las FARC estuvieran residiendo en la Isla. La investigación del magistrado le lleva a Cuba ya que Urtiaga Martínez, considerado el primer interlocutor con la guerrilla colombiana, estaría residiendo en Cuba, donde además se sospecha que también vive Arrugaeta San Emeterio, al que Velasco apunta como sustituto de Urtiaga en los contactos con las FARC para continuar la experimentación con artefactos explosivos. Con información de Europapress y EFE




ESTA FUE LA MAGINFICA Y SORPRENDENTE RESPUESTA DEL COLECTIVO DE SOLIDARIDAD PAKITO ARRIARAN , UN MOVIMIENTO CONTINENTAL BOLIVARIANO AL PRESIDENTE JOSE LUIS RODRIGUEZ ZAPATERO



Frente a la intromisión del Gobierno español en asuntos de soberanía venezolana, varias organizaciones dan a conocer el siguiente manifiesto:
Sr. Zapatero: Venezuela es soberana y se respeta. Solidaridad con los refugiados vascos:


El gobierno español ha desatado desde hace dos semanas una campaña ediática sin precedentes contra el gobierno bolivariano y contra los camaradas vascos refugiados en nuestro país. El objetivo está claro y tiene que ver con las pretensiones del imperialismo nacional e internacional de desestabilizar nuestro país de cara a la contienda electoral de septiembre, por ello consideramos que tanto a nosotros como organizaciones populares como al propio gobierno revolucionario nos toca la tarea, no sólo de mostrar nuestra solidaridad con los camaradas vascos que hacen vida en nuestro país (muchos de ellos ya son ciudadanos venezolanos), sino desenmascarar las intenciones oscuras de los gobiernos de España y Colombia. A estas alturas no nos cabe ninguna duda de que esta campaña no es producto de la “imaginación” de un juez sino que está dirigida desde las altas esferas del gobierno yanki (Ver declaraciones de Arturo Valenzuela encargado de la diplomacia de EEUU para América Latina 10- 03), el de Madrid y Bogotá que han utilizado al juez Velasco para atacar al proceso revolucionario. Sino ¿porque el propio presidente del gobierno español tiene la osadía de pedir “explicaciones” a nuestro gobierno? Y tras la enérgica respuesta del Comandante disfrazar esas declaraciones diciendo que se “solicitó información”; afortunadamente para nosotros y desafortunadamente para el gobierno español las declaraciones del Sr. Zapatero fueron en una rueda de prensa en vivo y por lo tanto difícil le resultara decir que no dijo lo que todos-as oímos. Pero esta farsa mediática pareciera que empieza a dar alguno de los frutos que esperan los gobiernos de España y Colombia. Por un lado ya se ha sembrado durante dos semanas la matriz de opinión mediática de que nuestro gobierno colabora con organizaciones revolucionarias (terroristas en su lenguaje) y por otro se trata de llevar a nuestro gobierno a un terreno en el que para “justificar” que no colabora con dichas organizaciones tenga que colaborar con el gobierno de España y de Colombia entregando a alguno de los camaradas que viven en nuestro país. Esto que pudiera parecer una hipótesis cobra toda su validez si recordamos que ya 3 ciudadanos vascos han sido expulsados de nuestro país tras una campaña parecida (aunque mucho menos intensa) del gobierno español. Y es por ello que desde las organizaciones populares nos preguntamos: ¿Por qué tenemos que justificar nada? ¿Son los gobiernos español y colombiano los mismos que desde su prensa oficial nos atacan a diario, los que nos va a decir con quién tenemos que ser solidarios y con quién no? El conflicto que enfrenta al estado español con el Pueblo Vasco es un conflicto político histórico, negar eso sería un absurdo. En Venezuela y producto de esa intoxicación mediática conocemos sólo las consecuencias de ese conflicto (las acciones de la organización ETA) pero no conocemos las raíces históricas, políticas y sociales que generaron ese conflicto y ni siquiera conocemos la otra parte de las consecuencias que es la represión brutal del estado español contra el Pueblo vasco: Más de 800 presos políticos, más de 1.000 refugiados, más de 200 detenciones de ciudadanos vascos en lo que va de año 2010, ilegalización de los partidos políticos revolucionarios e independentistas, ilegalización y encarcelamientos masivos de organizaciones juveniles, cierre de medios de comunicación (y no porque se les acabó la concesión, sino por decisión del gobierno), ilegalización de organizaciones sociales, encarcelamientos de miembros de organizaciones de Derechos Humanos, desapariciones, utilización sistemática de la tortura, etc. Por eso y porque como revolucionarios no podemos hacer otra cosa que ser solidarios en primer término con la Revolución Bolivariana y su comandante Chávez, y con todos los pueblos del mundo que luchan por su liberación y autodeterminación, es que queremos mostrar toda nuestra solidaridad con el Pueblo Vasco, con el hermano pueblo de Colombia y con todos los que en cualquier rincón del mundo luchan, como nosotros aquí, por acabar con cualquier tipo de imperialismo y colonialismo y por construir ese otro mundo necesario, que sólo será posible a través de la construcción del socialismo. A nuestro gobierno solicitarle que no se involucre en la campaña represiva que el gobierno de España quiere lanzar contra los refugiados políticos vascos, ya que es otra de las formas que han utilizado para desprestigiarnos internacionalmente. Y que si ha de involucrarse lo haga de manera positiva, exigiendo o solicitando al gobierno español que inicie el camino del diálogo y la negociación política única vía posible, como lo demuestran los casos recientes de Sudáfrica o Irlanda, para solucionar conflictos históricos como el que enfrenta al estado español con el Pueblo Vasco, negociación que ha sido propuesta en diversas ocasiones por la izquierda independentista vasca y que la iniciativa mas reciente se resume en el documento y propuesta llamada ZUTIK EUSKAL HERRIA (De pie Euskal Herria), producto de una larga y generalizada discusión en el pueblo vasco.

COLECTIVO DE SOLIDARIDAD PAKITO ARRIARAN.
MOVIMIENTO CONTINENTAL BOLIVARIANO.
COORDINADORA SIMÓN BOLÍVAR



La Vergonzosa Postura del estado Español: Parte 1: Juez español ordena interrogatorios en Colombia en caso ETA-FARC....


En esta foto del 9 de enero de 1999 aparece Jorge Briceño, alias "Mono Jojoy", mientras pasa revista a guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, al sur de Colombia. Foto: AP/PD.

MADRID (AP) — Un equipo de policías españoles interrogará en Colombia a nueve ex guerrilleros de las FARC para que detallen sus vínculos con ETA, al tiempo que el gobierno español exigió el miércoles a Venezuela una “actuación inmediata” en la investigación sobre los supuestos entrenamientos del grupo vasco en el país sudamericano.

El magistrado , internacionalmente conocido, por sus tendencias fascistas, sentencias descriminatorias y abusivas y su implicacion en multiples casos de corrupcion politica, Eloy Velasco, que curiosamente investiga desde marzo la alianza entre ETA y las FARC bajo el presunto amparo del gobierno de Hugo Chávez, ordenó que los agentes se entrevisten con los guerrilleros desmovilizados, a quienes mostrarán fotografías actualizadas de activistas de ETA para comprobar si son capaces de identificarlos y situarlos en algún campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Velasco también pidió una copia del testimonio de los dos etarras que confesaron haber recibido un curso sobre manejo de armas en Venezuela en el 2008, y solicitó incorporar al sumario la documentación intervenida al líder de las FARC “Mono Jojoy”, muerto durante una operación del ejército colombiano el pasado 23 de septiembre.

El vicepresidente colombiano Angelino Garzón, de visita en Madrid, ofreció el miércoles la colaboración plena de su gobierno, pero evitó cualquier crítica o comentario sobre la hipotética implicación de Venezuela con ETA o las FARC.

La vicepresidenta española María Teresa Fernández de la Vega dijo :

“Reiterar aquí toda nuestra colaboración a las peticiones del gobierno español y la justicia”,

Según el auto de Velasco, miembros de ETA y de las FARC conspiraron para cometer atentados en Madrid contra el ex presidente colombiano Alvaro Uribe, y su antecesor en el cargo Andrés Pastrana, y compartieron entrenamiento en la selva venezolana con la connivencia de Chávez.

Caracas siempre ha negado esta relación, que hace unos meses provocó un incidente diplomático entre España y Venezuela. Chávez también rechazó la declaración de los etarras que admitieron la semana pasada tras su detención haber recibido un curso sobre manejo de armas en suelo venezolano.

Unas acusaciones totalmente ridiculas y que hasta hoy en dia no han podido ser demostradas con ningun tipo de pruebas

En ese sentido, el presidente español José Luis Rodríguez Zapatero aseguró el miércoles que espera una respuesta de Venezuela sobre los supuestos entrenamientos en el país sudamericano y advirtió de que si hay etarras ocultos en Venezuela “los traerán” a España.

“Existen los suficientes indicios para que se tengan que investigar (los entrenamientos) y que el gobierno de Venezuela dé una respuesta”, dijo Rodríguez Zapatero en una entrevista en la cadena Tele 5.

“Si (ETA) está teniendo alguna cobertura en algún ámbito social, la dejarán de tener y eso se consigue cooperando con el gobierno de Venezuela”, añadió.

El jefe del gobierno español señaló que ha abordado regularmente con Chávez las actividades de ETA al otro lado del Atlántico y descartó que Venezuela sea una especie de refugio o santuario para el grupo vasco.

En las dos investigaciones en marcha, figura el nombre de Arturo Cubillas, que ocupó en el 2005 un cargo de rango medio en el gobierno de Chávez.

Según el magistrado, Cubillas fue el intermediario en la supuesta alianza entre la organización vasca y las FARC. Además, los etarras confesaron que fue Cubillas, considerado el responsable del colectivo de ETA en Venezuela, quien organizó los cursos de entrenamiento en el 2008.

La cadena de televisión española Antena 3 emitió un video grabado con cámara oculta en el que se ve una persona, que asegura la emisora es Cubillas, a las puertas de un ministerio en Caracas.

De momento, el gobierno español dio por buenas las explicaciones de Chávez y no se plantea nuevas medidas de presión diplomática.

“Hemos pedido (a Venezuela) que atienda los requerimientos establecidos por el juez”, reiteró De la Vega. “El presidente Chávez ha rechazado sin paliativos las actividades de la banda terrorista y ha reafirmado su plena disposición a la cooperación”.

Según las autoridades venezolanas, unos 30 vascos llegaron al país en calidad de refugiados políticos en varias etapas entre 1984 y 1993, durante los gobiernos de los presidentes socialdemócratas Jaime Lusinchi (1984-1989) y Carlos Andrés Pérez (1974-1979 y 1989-1993).

Desde mediados de la década de 1990, y de manera recurrente, la justicia española ha imputado a algunos de ellos por delitos que van desde asesinatos hasta robo y tenencia de armas. No obstante, por falta de pruebas, Venezuela ha rechazado repetidamente las solicitudes españolas de extradición.

ETA, catalogada como organización terrorista por la Unión Europea y Estados Unidos, declaró una tregua unilateral el pasado 5 de septiembre.

Ahora Analizemos bien la situacion; este Gobierno español que se dice SOCIALISTA, IZQUIERDISTA Y PROGRESISTA, colabora con un gobierno Colombiano asesino para detener y capturar a miembros de organizaciones, grupos, y partidos izquierdistas Revolucionarios que luchan por la libertad de sus respectivos pueblos....
El grupo de policias enviado supuestamente despues del abatimiento impune del comandante Jorge Brice
ño, Alias el "Mono Jojoy", tambien pretende cazar miembros de las milicias de las FARC interveniendo asi en un conflicto de estado Colombiano bajo la permision de dicho estado y el acuerdo del presidente Santos, aqui no cabe mas duda de que estos dos gobiernos hoy son aliados y en un panorama politico-social como el de hoy no es dificil discernar los diferentes bandos de manera que este gobierno que pretende ser Socialista no es mas que otro gobierno espia del imperio que se agacha ante los poderosos del sistema y se alia con los gobiernos derechistas mas corruptos y vendepatrias del mundo para derrotar a miembros de su propia familia "izquierdista"
Ese es el vergonzoso Gobierno espa
ñol , una oprobio para la izquierda española e Europea, este gobierno que dice defender los derechos humanbos castiga a milicias revolucionarias como las de las FARC o como el grupo izquierdista Independentista ETA pero no se para ni un minuto a contemplar su vil aliado, uno de los gobiernos derechistas mas corruptos del mundo, que no es mas que una continuacion del mandato Uribista asi como del anterior a este, y que lleva decadas sembrando muerte, miseria , violaciones, asesinatos, crimenes de estado contra la poblacion civil, indigena y contra la infancia cuya obras gritan destruccion como la fosa comun de la Macarena la mas grande de latinoamerica con mas de 2000 cadaveres hallados entre los cuales, se cuentan hombres, mujeres, campesinos,niños etc....

Solo queda aplaudir al ridiculo gobierno espa
ñol por su postura firmemente "Izquierdista"
Firma asi el gobierno Zapatero su ruptura final e irreversible con la izqueirda Revolucionaria.....

Continuara....


COLOMBIA: Piedad Cordoba: "Asumo que me quieren lapidar"....


"Soy la persona mas amenazada de colombia"
Piedad Cordoba



En entrevista con El Espectador, Piedad Córdoba asegura que el procurador Alejandro Ordóñez había prometido "acabarla".


A días de perder su condición de senadora por destitución del Procurador, Piedad Córdoba asegura que Alejandro Ordóñez había prometidoacabarla. No acepta la autoría de ninguno de los correos en los que se basa el fallo y dice que esos mensajes contienen datos que ella le entregó a la Casa de Nariño. Afirma que por ningún motivo pediría asilo político y revela detalles asombrosos de la mediación con las Farc.

Cecilia Orozco Tascón.- Usted ha rechazado tajantemente ser la “Teodora” o “Teodora Bolívar” que se cruza unos correos electrónicos, muy amistosos, con Raúl Reyes. ¿Cuáles y cuántos de los mensajes que están dentro del proceso de la Procuraduría reconoce como suyos?

Piedad Córdoba Ruiz.- Ninguno. Para ser mediadora frente a la guerrilla, yo no tenía que mandarle correos a nadie. Fui, y el país lo supo públicamente, a una reunión con Reyes. Tenía tanta autorización del Gobierno y estaban tan enterados en la Casa de Nariño, que José Obdulio Gaviria, Bernardo Moreno y el funcionario que reemplazaba por esos días al comisionado Restrepo me ofrecieron un helicóptero para ir al encuentro con Reyes. Como no lo consideré conveniente, no solicité ese servicio. Pero hay algo clarísimo: traje un video de esa reunión para entregárselo a Luis Carlos Restrepo.

C.O.T.- ¿Cuál es la fecha de inicio y de terminación de su trabajo como mediadora, con autorización del presidente Uribe?

P.C.R.- Se inició en julio o agosto de 2007 y terminó el 21 de noviembre de ese año, cuando veníamos de París de la reunión con el presidente Sarkozy.

C.O.T.- ¿Después de esa cancelación usted tampoco escribió correos?

P.C.R.- No, nunca.

C.O.T.- Los correos que aparecen en el fallo contienen información verdadera sobre ciertos momentos de la mediación. ¿Quién podía conocer tantos detalles para escribir con esa precisión?

P.C.R.- Varias personas, entre ellas, funcionarios del gobierno Uribe, porque yo misma los enteraba. Al principio de la investigación de la Procuraduría, no le puse atención a la historia de los correos porque estaba totalmente tranquila, pero después empecé a hacer memoria. La verdad es que siempre fue muy difícil mi interlocución con Luis Carlos Restrepo y con los otros funcionarios de palacio, porque había desconfianza. Yo sentía que las conversaciones con ellos no tenían como objetivo lograr las liberaciones, sino recoger información a través de mí. Empecé a sentirme muy incómoda.

C.O.T.- Si era así, ¿por qué continuó mediando?

P.C.R.- Por no abandonar la tarea de las liberaciones. Le voy a contar una anécdota: cuando fui a ver al presidente Chávez para decirle que el presidente Uribe había autorizado la mediación, Chávez me preguntó: ¿Usted tiene alguna autorización por escrito? Le contesté que sí pero que no la había llevado, aunque se podía leer en la página web de la Presidencia de Colombia. Él le pidió al canciller Maduro, que estaba con nosotros, que la consiguiera. Cuando Maduro la trajo impresa, Chávez se quedó mirando la hoja y dijo: “Esto puede ser una trampa”. Pero para volver al punto, yo le daba a Luis Carlos Restrepo reportes con bastante precisión sobre lo que se estaba haciendo. El contenido de esas conversaciones se refleja en los correos que aparecen en el computador de Reyes.

C.O.T.- ¿Quiere decir que Restrepo o los otros funcionarios de palacio inventaron los correos y los plantaron en el computador de ‘Reyes’?

P.C.R.- No puedo asegurarlo de esa manera pero, por lo menos, lo que yo les contaba a ellos sí aparece en los correos con pelos y señales. Por ejemplo, un día le conté a Restrepo que habíamos hablado de una constituyente en una reunión y lo puse al tanto de mi conversación en Estados Unidos con Simón Trinidad. Días después, me encontré con el Comisionado y me indicó, alterado, que Uribe estaba absolutamente energúmeno conmigo porque yo quería poner a Colombia al nivel de Venezuela, proponiendo una constituyente. Entonces le contesté que si acaso no era el propio Presidente el que me había puesto a hablar de esa opción con la guerrilla.

C.O.T.- ¿El presidente Uribe le dijo a usted que les propusiera a las Farc una constituyente?

P.C.R.- Uribe me lo dijo con toda claridad en su despacho de la Presidencia. Cuando quiera, se lo sostengo frente a él.

C.O.T.- ¿Cuál fue la frase exacta del Presidente?

P.C.R.- Me dijo: “Piedad, estoy dispuesto a llegar a una constituyente. Dígaselos”.

C.O.T.- ¿Alguien lo oyó, además de usted?

P.C.R.- Sí. Luis Carlos Restrepo y Bernardo Moreno. Lo mismo ocurrió con mis visitas a Simón Trinidad y a Sonia en Estados Unidos: esas reuniones no fueron clandestinas, porque yo no podía verlos sin permiso del Departamento de Estado. Pues bien, salió el Presidente a decir, públicamente, que Trinidad y yo dizque íbamos a dar un golpe de Estado mediante la constituyente. Las visitas en la cárcel siempre ocurrieron frente a los abogados de oficio de Trinidad, pagados por el Departamento de Justicia; frente a gente de la DEA, de la CIA y con dos cónsules de Colombia, uno de ellos la cónsul en Texas, enviada a la cárcel por el presidente Uribe.

C.O.T.- Recuerdo que la idea de visitar a Trinidad y a Sonia consistía en explorar un intercambio de ellos por los secuestrados en la selva. ¿Eso también estaba autorizado?

P.C.R.- De intercambio también se habló delante de todo el mundo. Tanto es así, que el Departamento de Estado autorizó a los abogados de oficio de Trinidad a que vinieran a un campamento a encontrarse con las Farc.

C.O.T.- Perdone: ¿Los abogados norteamericanos de Trinidad estuvieron en un campamento de las Farc?

P.C.R.- Sí. Vinieron y contaron, unos tres días antes de que se supiera, cómo iba a ser la condena de Trinidad. En ese momento se discutía un proceso de negociación según el cual Francia recibiría a los dos guerrilleros que se encontraban en Estados Unidos a cambio de que las Farc entregaran a los tres gringos y a Íngrid.

C.O.T.- ¿Cuántos abogados norteamericanos estuvieron con las Farc?

P.C.R.- Dos: un hombre y una mujer. Y también había otros asesores.

C.O.T.- ¿Por qué cree que el presidente Uribe la nombró como mediadora, si las relaciones con usted siempre fueron malas?

P.C.R.- Después de todo lo que ha pasado, creo que Chávez tenía razón y que el Gobierno no quería realmente adelantar ningún proceso de liberación, sino que quería seguirme para saber dónde estaban las Farc, porque partían de la base de que yo era integrante de la guerrilla. Y si eso era lo que creían, también pensarían que a través mío iban a llegar a ella.

C.O.T.- Al margen del proceso en su contra, muchos colombianos creen que usted está a favor de las Farc. ¿Qué les respondería?

P.C.R.- Que he sufrido toda clase de persecuciones y que casi tengo la casa por cárcel porque ya no puedo ir a ninguna parte. Mis hijos y mi familia también han sufrido intimidaciones y ataques. Hemos pagado un costo muy caro. Pero que quede bien claro: a pesar de todo, no voy a cambiar de opinión, porque cada vez es más evidente para mí que aquí hay que escoger entre la democracia y la guerra. Yo tomé conscientemente el camino de la paz, que es el mismo de la democracia. Esas son mis convicciones y no las voy a cambiar por conveniencia o por quitarme problemas de encima.

C.O.T.- Volvamos al fallo de la Procuraduría: usted está a punto de salir definitivamente del Congreso. ¿Cometió errores durante sus contactos con las Farc?

P.C.R.- Mi ‘error’ ha consistido en tener convicciones diferentes cuando la disidencia ideológica se convirtió en delito, porque las opiniones están siendo criminalizadas. Aquí lo que hay es una profunda discusión política disfrazada de justicia. Si eso no fuera así, yo no estaría pasando por estas circunstancias y el Procurador no actuaría, como lo ha hecho, dudando de la acusación de Mancuso contra Mario Uribe pero dándole, al mismo tiempo, toda la credibilidad a un mercenario extranjero a quien le dieron mucho dinero para que hablara contra mí. Entonces, asumo que me quieren lapidar, someterme al escarnio y meterme a la cárcel.

C.O.T.- La crítica más corriente que oigo contra usted es que nunca ha dicho que las Farc son terroristas…

P.C.R.- Y no lo voy a decir…

C.O.T.- ¿Por qué no? ¿No es censurable que pongan bombas y maten gente?

P.C.R.- Las Farc ejecutan acciones que dentro del Derecho Internacional Humanitario configuran actos de terrorismo, como el secuestro. Pero hay que admitir que también se viola el DIH cuando agentes del Gobierno desaparecen personas o las ejecutan extrajudicialmente, como ocurrió con los falsos positivos. A mí me preocupa la aplicación estricta del DIH en todos los casos. Y eso no me lo reconocen. Por ejemplo, nadie se pregunta por qué voy tan frecuentemente a Estados Unidos.

C.O.T.- ¿Por qué va?

P.C.R.- Voy a reunirme con los paramilitares extraditados para ayudarles a sus familiares que están amenazados aquí. También he ido a la cárcel de Itagüí a hacer una tarea parecida. Nadie pregunta por ese otro lado en el que también me desgasto y nadie quiere entender que cuando se está buscando una mediación, el lenguaje es el del pacifismo y que uno no tiene por qué estar utilizando conceptos que no son jurídicos sino políticos.

C.O.T.- Si a usted le pusieran un arma en la mano y tuviera a un paramilitar de un lado y del otro a un guerrillero, ¿a quién le dispararía primero?

P.C.R.- A ninguno. Por nada del mundo mataría a nadie.

C.O.T.- Si familiares de un paramilitar estuvieran en peligro, ¿los ayudaría?

P.C.R.- Ya lo he hecho. Pregúntele a Báez, a Don Berna o a Mancuso. ¿Qué he hecho para ayudarlos? Enfrentarme a miles de dificultades para evitar que los asesinen. Las hijas de Don Berna estuvieron visitándome para contarme que no estaban seguras en ninguna parte. Don Berna me secuestró. ¿Por eso voy a dejar que maten a sus parientes, si puedo evitarlo? Yo, antes que todo, soy defensora de derechos humanos.

C.O.T.- Usted ha recurrido ante el Procurador para que reconsidere el fallo contra usted de destitución e inhabilidad por 18 años. ¿Cree que echará atrás la decisión de su propio despacho?

P.C.R.- No, en absoluto.

C.O.T.- ¿Entonces para que presentó el recurso?

P.C.R.- Por agotar los recursos legales y por respeto a unas instituciones en las que ni siquiera creo, porque no son imparciales y porque están al servicio de los intereses de unos cuantos. Y lo hago, porque quiero demostrar que hay que luchar cuando uno sabe que es inocente y que todo lo que ha hecho es limpio y dentro de la ley.

C.O.T.- Si usted estaba convencida, como lo ha dicho, de que el procurador Ordóñez no iba a ser imparcial con usted, ¿por qué no lo recusó antes del fallo y ahora sí lo hace?

P.C.R.- Porque, en medio de todo, no creí que llegara hasta donde lo hizo. A pesar de que mucha gente me contaba lo que el Procurador quería hacer, yo confié en la verdad. Hubo una reunión en la que se contempló la posibilidad de presentar una tutela por incompetencia contra él y no quise interponerla porque aunque no comparto sus ideas y él se expresa tan mal de mí, incluso asegurando que iba a acabar conmigo, pensé que actuaría en derecho.

C.O.T.- ¿En qué basa sus dudas sobre la competencia del Procurador?

P.C.R.- En que la competencia debe ser absolutamente taxativa: resulta que él me aplicó una sanción que implica pérdida de mi investidura de congresista. Y esa decisión sólo le corresponde al Consejo de Estado.

C.O.T.- Me parece por lo menos paradójico que quien la reemplazará a usted en la presidencia de la Comisión de Paz del Congreso sea el senador Roy Barreras, un uribista furibundo. ¿Qué opina al respecto?

P.C.R.- Que ese es el país y que ese es el Congreso. Se trata de la misma persona que me denunció unas tres veces en la Corte y en el Consejo de Estado por orden del uribismo. Nunca me he referido a él ni le he respondido absolutamente ninguna de sus acusaciones, porque me inspira pesar.

C.O.T.- ¿Por qué?

P.C.R.- Porque tiene que estar rindiéndole cuentas al doctor Uribe, que lo llama a que le presente informes sobre todo lo que pasa y lo que oye en el Congreso. Después le ordena lo que tiene que hacer el resto de la semana. A él lo pusieron a hacer la tarea de perseguirme y desprestigiarme. Siento pesar de él porque sólo le quedan las boronas que caen de la mesa.

C.O.T.- Usted ha dicho que es perseguida política. ¿Ha pensado en pedir asilo a algún gobierno?

P.C.R.- No. A pesar de que el mismo Gobierno reconoce que soy la persona más amenazada de Colombia; a pesar de que están oficializados ante la justicia los documentos en que se ordena desprestigiarme, restarme credibilidad y legitimidad, perseguirme y hostigarme, tal como lo dijo la ex subdirectora del DAS Marta Leal y como lo ratificaron los ex jefes de inteligencia y contrainteligencia de esa misma entidad, no creo que deba salir corriendo. Este es mi país y tengo derecho a lucharlo, a vivirlo y a peleárselo a los que se lo raparon hace rato y creen que por eso sólo ellos caben aquí y nadie más.

C.O.T.- ¿Qué pasa si la justicia penal decide meterla a la cárcel? ¿Ha considerado esa posibilidad?

P.C.R.- Claro que la he considerado. Si lo logran, allá voy. Tendrán que construir una cárcel especial…

C.O.T.- ¿Por qué?

P.C.R.- Porque desde allá seguiré haciendo política y continuaré luchando por mis ideas y mis convicciones.

"A Mancuso le harían un busto; a mí me fusilarían"

Cecilia Orozco.- Usted es una de las dos personas más odiadas del país. La otra es Íngrid Betancourt. ¿No la agobia ese rechazo?

Piedad Córdoba.- Íngrid puede doblar la página pasado mañana y convertirse en la más querida de los colombianos. En cambio a mí, que nunca se me ha ocurrido plantearle una demanda multimillonaria al Estado —a pesar de la persecución de que fui objeto por parte del gobierno pasado—, no me perdonarán jamás mi posición de pacifista y de enemiga de la guerra. Yo tengo conciencia de clase y de país. Por eso no me arrepiento de lo que he hecho y de lo que he dicho; tampoco me canso, aunque he pagado muy duro en materia de tranquilidad y libertad. Si estuviera pendiente del qué dirán y de lo que piensan sobre mí los sectores poderosos, seguramente cambiaría de ‘película’.

C.O.T.- ¿Por qué no lo hace? ¿No ha tenido suficiente ‘castigo’ en mala fama?

P.C.R.- Primero, también tengo amigos solidarios y mucha gente que cree en mí. Segundo, no me voy a resignar a la guerra como destino inevitable del país. Sé que soy una de las más odiadas, como usted dice. No me gusta, pero lo asumo. Y soy consciente de que si saliera a un escenario con Mancuso para que escogieran entre los dos, a él le harían un busto y a mí me fusilarían.

Un editorial lo dijo: “En el país de las fosas”

C.O.T.- Cuando usted aseguró en Europa que Colombia “era una fosa común” se le vino el mundo encima. ¿Se le fue la mano?

P.C.R.- No, para nada. En el marco de un foro, que fue convocado por varios eurodiputados, entre los cuales había un grupo significativo de los que vinieron a Colombia a mirar el caso de la fosa común de La Macarena, quise contextualizar el tema. Hablé del nivel de degradación humanitaria en el país. Y a raíz de que uno de los europeos se había referido a las fosas, dije que realmente aquí se estaba viviendo un problema terrible y pronuncié la frase que usted menciona.

C.O.T.- Deme dos evidencias concretas que soporten su afirmación.

P.C.R.- El mapa oficial de la Fiscalía sobre la ubicación de las fosas comunes que han revelado los paramilitares desmovilizados es contundente. Allí se reporta el hallazgo de 2.867 fosas; se han encontrado 3.488 cuerpos y se han entregado 1.002. La misma Fiscalía les solicitó a los alcaldes que dieran cuenta de los N.N. que hubiera en sus municipios. Hasta hace unos veinte días, 300 alcaldes habían cuantificado cerca de 10 mil N.N. El segundo dato irrefutable es el editorial de El Tiempo del día 21 de noviembre de 2006. El titular rezaba así: “En el país de las fosas”. Cuando lo dice Piedad es un escándalo. Cuando lo indica El Tiempo, nadie lo pone en duda.